INICIO
TRAYECTORIA    ACADEMIA    GUITARRISTA    GRUPO FLAMENCO    MISA FLAMENCA    FOTOGRAFÍAS    VIDEOS    CONTACTAR
 

 

Un sonido de guitarra flamenca

Sábado, 8 de septiembre de 2007

José Ignacio Franco actuará esta noche en la Fiesta de la Bulería y comparte cartel con algunos de sus ídolos
TEXTO: VIOLETA MÁRQUEZ / JEREZ

El joven José Ignacio Franco es un guitarrista jerezano que, a sus 29 años, ya tiene una gran trayectoria profesional y que además lo avala como una de las grandes promesas del flamenco. Desde que tenía 12 años, cuando empezó a tocar la guitarra en la academia de Manuel Lozano El Carbonero y José Luis Pelao, comenzó a codearse con los más grandes de este arte. A los dos o tres años de entonar sus primeros acordes en la academia, acompañó a artistas de la talla de Paco Cepero o El Capullo.

El Carbonero «me presentó en la peña La Bulería, y ya después empezaron a llamarme para actuar con Ezequiel Benítez, Melchora Ortega, Juan Zarzuela...», cuenta. Y es que José Ignacio Franco es un apasionado de todo tipo de música, pero, como jerezano de pro, es la bulería la que más le gusta y donde más cómodo se encuentra, aunque también con la soleá. «Pero, claro, nosotros estamos escuchando este compás desde pequeños y es más fácil encontrarse cómodo en el compás de la tierra», explica.

Recientemente ha salido a la venta el disco Abolengo que ha grabado junto a Paco Cepero, y «soy la segunda guitarra del disco». Pero no es el único disco en el que ha trabajado José Ignacio, ya que colaboró con anterioridad en un trabajo con Juan Zarzuela, en el que los dos artistas interpretaron más de veinte palos diferentes del flamenco.

Este joven guitarrista ha tenido este verano un gran calendario de actuaciones, que este mes de septiembre continúa su curso de ajetreo. Y es que el pasado miércoles actuó en la Feria de Utrera con un cuadro flamenco jerezano compuesto por Juan Zarzuela, José Méndez y Kina Méndez, entre otros. La noche de ayer actuó ante los jerezanos en la Pisa de la Uva, a la que seguirá esta noche con la Fiesta de la Bulería, donde acompañará a las Mujeres del Tío José de Paula. Pero las cuerdas de su guitarra mañana tampoco descansarán porque actuará en la peña El Garbanzo.

Es la primera vez que actuará en la Fiesta de la Bulería, lo que «es un orgullo porque es el festival más importante del flamenco de la ciudad». Pero, aún así, asegura que «en los últimos años ha caído en la monotonía porque casi siempre van los mismos artistas».

En los próximos meses iniciará junto a Paco Cepero la promoción de Abolengo, con el que está previsto que «vayamos a diferentes programas de televisión como el de María Jiménez o María el Monte», aclara. Y además de tocar como no muchos pueden hacerlo, da clases de guitarra, cante y baile en su academia.

José Ignacio Franco ha traspasado todas las fronteras españolas y ha actuado en importantes festivales internacionales de música en Alemania y Brasil. Y, cómo no, también ha dejado perplejo con su arte a Japón, donde estuvo dos meses. «En Japón viven el flamenco de una manera increíble, tuvimos mucho éxito con dos funciones cada día y siempre con lleno absoluto», explica José Ignacio. Los japoneses disfrutan con el flamenco, pero es que también lo entienden perfectamente y lo sienten, e incluso «he llegado a ver a una japonesa llorar escuchando flamenco, y eso es porque le transmite», y, por sorprendente que parezca, «son unos apasionados del flamenco puro, del más tradicional».

José Ignacio cuenta que recuerda que la primera vez que actuó con El Capullo «fue un orgullo; yo lo escuchaba en las cintas de casette, y un día me vio actuar en una verbena de Las Viñas, al terminar me llamó y a los dos o tres días lo acompañé con la guitarra en su actuación». Durante algunos años estuvo con él, y actuó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en Gijón y Zamora.

Igual le pasó con Paco Cepero, que también «le escuchaba desde que era pequeño e ir con él fue para mí una alegría muy grande». La primera vez que actuó con Cepero fue en la celebración de las Fiestas de Otoño, que le falló un guitarrista y «en dos semanas tuve que prepararme el espectáculo, estuve encerrado en casa sin salir». Con Paco Cepero ha actuado en el Teatro de la Maestranza en la Bienal de Flamenco, en el Teatro Albéniz de Madrid y «hasta en la boda de Jean Renoir, porque le encanta el flamenco, y estuvimos allí con él», recuerda.

Fuente: La Voz Digital

 
Academia de Guitarra Flamenca Jose Ignacio Franco - Jerez de la Frontera